El tiempo en la ciudad
Pronóstico de Tutiempo.net

Invierno en Mar del Plata

En vacaciones de invierno, la ciudad también ofrece buenas alternativas para todas las edades, todos los gustos y fundamentalmente para todos los presupuestos.


Trekking, deportes de aventura, parques temáticos, pesca de costa y embarcada, minicruceros, paseos aéreos, mercados, ferias, exposiciones, festivales, espectáculos infantiles, agroturismo, gastronomía, patrimonio cultural, arte y un enorme abanico más de posibilidades recreativas se multiplican en Mar del Plata durante la época más fría del año.

El trekking urbano invernal -que incluye las playas céntricas desde Punta Iglesias hasta Punta Piedras- concita un gran interés en los viajeros. Quienes llegan por primera vez -hay diferentes circuitos armados con audioguía- optan por el que comienza en la Plaza San Martín y termina en el Torreón del Monje. Es muy interesante porque se puede conocer el corazón histórico, donde se encontraba el antiguo saladero de 1857 y un puerto precario, cuyo entorno se fue poblando con la intervención de Patricio Peralta Ramos y, más tarde, gracias a Pedro Luro. Ellos dieron un impulso vital para el desarrollo de la ciudad.

Las posibilidades recreativas se multiplican en Mar del Plata durante la época más fría del año

Este recorrido permite admirar el conjunto escultórico de la plaza principal y, de paso, hacer algunas compras a buenos precios por la peatonal San Martín. También se recomienda ver en las adyacencias los bellos edificios de los palacios Árabe y Municipal, Correo Central y Catedral de los Santos Pedro y Cecilia. Por la diagonal Pueyrredón -llena de tilos- se accede a la feria de los artesanos y al emblemático Almacén Buenos Aires, una tienda muy pintoresca.

Mar del Plata desde el aire



La diagonal Alberdi desemboca en la costa. Por ella se transita hasta la famosísima rambla, donde lucen los tradicionales lobos marinos del escultor Fioravanti, junto al complejo edilicio del Casino, Hotel Provincial, Paseo Hermitage, teatro Auditorium. Todos fueron creados por el emblemático arquitecto Alejandro Bustillo, marca identitaria de la Mar del Plata moderna.

Villa Victoria, pasión tremebunda 

“Tengo por Mar del Plata una pasión física tremebunda…”, dijo la famosa escritora Victoria Ocampo, quien disfrutaba los veranos en la mansión que hoy está abierta al público como centro cultural y casa de té. En el barrio Divino Rostro -calle Matheu 1851- está Villa Victoria, una construcción muy impactante, colocada en el centro de una manzana. Un parque con árboles centenarios y flores la enmarcan a la perfección.

Esta casa data de 1912 y perteneció a la tía abuela de la escritora. Vino desarmada en barco desde Inglaterra. Sus paneles de madera se encastraron en una estructura de hierro. Se puede recorrer completa y está casi igual a cuando la habitó Ocampo. Está llena de detalles exquisitos en arquitectura y mobiliario. Los empapelados y la antigua cocina son muy especiales.

Por esa residencia pasaron Jorge Luis Borges, Bioy Casares, Gabriela Mistral, Roger Callois, entre otros renombrados amigos de Victoria. Hasta fines de junio estará la muestra temporal “La Gioconda de las Pampas”, que deja a la vista del público fotografías, objetos y documentos de su glamorosa dueña.

La atracción del mar

Hacia el norte de la ciudad -avenida Camet y López de Gomara- se encuentra la atracción mayor para los que disfrutan del arte y de los espectáculos: el nuevo Museo de Arte Contemporáneo (MAR). A lo lejos, se distingue por su monumental estructura de cemento, donde brilla -en la explanada de acceso- un lobo marino gigante, armado con el envoltorio dorado de 80 mil alfajores Havanna. Esta obra fue realizada por la artista Marta Minujín, quien reunió a dos iconos marplatenses de todas las épocas.

El centro de arte tiene siete mil metros cuadrados distribuidos en cuatro volúmenes. Las salas para exposiciones son tres y resultan muy espaciosas. Estos ambientes están interconectados por estructuras de acero. El vidriado resulta tan generoso que, al transitar el recinto, también se cuelan el mar y el cielo en iguales proporciones.

El centro de arte tiene siete mil metros cuadrados distribuidos en cuatro volúmenes

Para julio, en el MAR se contempla una programación dedicada al público infantil. Todos los días habrá dos funciones gratuitas de clows, teatro, jazz didáctico y cine.

Fuente: http://www.voydeviaje.com.ar/argentina/mar-del-plata-feliz-tambien-en-invierno


Consultá el valor de los pasajes y reservalos desde tu casa